FANDOM


Dies Irae
Información general
Debut: Gaia III: Atlantia
Duración: 9:26
Año: 2010
Banda: Mägo de Oz
Canción anterior: El Latido de Gaia
Siguiente canción: Für Immer
{{{sección1_7}}} {{{sección1_7_respuesta}}}
{{{sección1_8}}} {{{sección1_8_respuesta}}}
{{{sección1_9}}} {{{sección1_9_respuesta}}}
{{{sección1_10}}} {{{sección1_10_respuesta}}}
Producción
Letra: Txus
Música:
Letra y música:
Arreglos:
{{{sección2_5}}} {{{sección2_5_respuesta}}}
{{{sección2_6}}} {{{sección2_6_respuesta}}}
{{{sección2_7}}} {{{sección2_7_respuesta}}}
{{{sección2_8}}} {{{sección2_8_respuesta}}}
{{{sección2_9}}} {{{sección2_9_respuesta}}}
{{{sección2_10}}} {{{sección2_10_respuesta}}}
{{{encabezado_3}}}
{{{sección3_1}}} {{{sección3_1_respuesta}}}
{{{sección3_2}}} {{{sección3_2_respuesta}}}
{{{sección3_3}}} {{{sección3_3_respuesta}}}
{{{sección3_4}}} {{{sección3_4_respuesta}}}
{{{sección3_5}}} {{{sección3_5_respuesta}}}
{{{sección3_6}}} {{{sección3_6_respuesta}}}
{{{sección3_7}}} {{{sección3_7_respuesta}}}
{{{sección3_8}}} {{{sección3_8_respuesta}}}
{{{sección3_9}}} {{{sección3_9_respuesta}}}
{{{sección3_10}}} {{{sección3_10_respuesta}}}
Dies Irae (El día de la ira) es la 2da canción del álbum Gaia III: Atlantia, la historia, después de mucho tiempo, regresa con Pedro de Alcázar quien regresa a América para buscar venganza de Azaak.

Historia Editar

Extracto de "Civilización Lost - The conquest of Incas" de Marc J. HolstenEditar

Jamás se recalcará lo suficiente que la conquista de los Incas por parte de los conquistadores españoles representa, quizá, el mayor choque de culturas en la historia de la evolución humana.

La nación más poderosa de la Tierra, con los últimos avances armamentísticos de Europa a su disposición, contra el imperio más poderoso que haya existido nunca en América.

Por desgracia para los historiadores, y gracias en gran medida a la insaciable ansia de oro de Francisco Pizarro y de sus conquistadores sedientos de sangre, el mayor imperio del continente americano es también del que menos sabemos.

El saqueo del Imperio Inca por parte de Pizarro y su ejército de secuaces en 1532 debería ser considerado como uno de los más brutales de la historia. Armados con la más poderosa de las armas coloniales, la pólvora, los españoles se abrieron camino a través de las ciudades y pueblos incas con, según palabras de un comentarista del siglo veinte, "una falta de principios que habría hecho estremecer al mismísimo Maquiavelo".

Quizás la más famosa de todas las historias de búsquedas de tesoros incas sea la de Hernando Pizarro, hermano de Francisco, y su viaje hercúleo hasta la ciudad costera de Pachámanac (no muy lejos de Lima) alcanzaron proporciones casi míticas.

De lo poco que queda del imperio Inca, un historiador contemporáneo sólo puede percibir breves destellos de una otrora grandiosa civilización.

Lo que emerge de esos breves destellos es no obstante un imperio lleno de paradojas. Los Incas no conocían la rueda y, sin embargo, construyeron el sistema de carreteras más extenso jamás visto en el continente americano. No sabían el mineral de hierro y, sin embargo, los trabajos con otros metales, en concreto con el oro y la plata, son insuperables. Carecían de un sistema de escritura y, sin embargo, su sistema de registro numérico, un sistema de cuerdas de lana o algodón de uno o varios colores llamado Quipus era increíblemente preciso. Se decía que los quipucayamocs, los temidos recaudadores de impuestos del imperio sabían incluso cuando se perdía algo tan ínfimo como una sandalia.

No obstante, la mayoría de la información y datos de la vida diaría de los incas de que disponemos proviene, inevitablemente de los españoles. Al igual que veinte años después hiciera Hernán Cortés en México, los conquistadores llevaron a Perú clérigos para difundir el evangelio entre los indígenas paganos. Muchos de estos monjes y sacerdotes regresaron finálmente a España y consignaron por escrito lo que vieron. De hecho, muchos de sus manuscritos todavía pueden encontrarse en la actualidad en algunos monasterios europeos, fechados e intactos.

Extracto de "Verdadera relación de la conquista del Perú", de Francisco Jerez. (Sevilla, 1534)Editar

El capitán Hernando Pizarro se hospedó con sus hombres en unos grandes aposentos situados en una parte del pueblo. Dijo que había venido por orden del gobernador (Francisco Pizarro, su hermano) por el oro de aquella mezquita y que estaban allí para cogerlo y llevárselo al gobernador.

Todos los principales del pueblo y los pajes del ídolo dijeron que se lo darían, y anduvieron disimulando y dilatando. En conclusión, que trajeron muy poco y dijeron que no había más.

El capitán dijo que quería ir a ver aquel ídolo que tenían y que lo llevasen allá, y así fue llevado. El ídolo estaba en una buena casa bien pintada, decorada con el típico estilo indígena; estatuas de piedra de jaguares custodiaban la entrada, tallas de demoníacas criaturas con aspecto felino se alineaban contra las paredes. Dentro, el capitán encontró una sala muy oscura y hedionda, en cuyo centro se alzaba un altar de piedra. Durante nuestro viaje, nos hablaron de un ídolo legendario que se encontraba en el interior del templo santuario de Pachacámac. Los indígenas dicen que ese es su Dios, que los creó y los sustenta, la fuente de todo su poder.

Pero no encontramos ningún ídolo en Pachacámac, tan solo un altar de piedra en una sala hedionda. El capitán ordenó entonces que se tirara abajo la bóveda, donde se había guardado aquel ídolo pagano y que se ejecutara a los principales por haberlo ocultado. Así se hizo, también con los pajes del ídolo. Una vez hubieron terminado, el capitán enseñó a los habitantes del pueblo muchas cosas de nuestra santa fe católica y les enseñó la señal de la cruz.

Sevilla, 1534 (Extracto original de Txus di Fellatio)Editar

Había llegado hace unos meses a Nueva España como parte de la expedición del gobernador don Alonso de Ojeda. Atrás quedaban veinte años de devastación, saqueo y muerte desde que el sádico Hernán Cortés colonizara y cristianizara el Imperio Azteca. Pedro Alcázar sólo tenía un pensamiento; vengar la muerte de Azaak e intentar por todos los medios minimizar los daños que sus compatriotas sin duda harían también al Imperio Inca.

Pero una vez más y, tal como ya pasara en tierras aztecas, la ciudad sagrada de Cuzco se envolvió con el mismo manto de terror, muerte y codicia que el imperio azteca. Los comeoros (nombre por el cual eran conocido los españoles por su hambre y codicia del preciado metal), una vez más, pisotearon todo cuanto les era sagrado al pueblo inca.

Pedro Alcázar, entre lagrimas, no lograba distinguir entre los cuerpos y mutilados y bañados en sangre cuales de aquellos montones de carne deformes pertenecían a animales, y cuales habían sido personas con sus sueños, sus quehaceres y sus amores.

Sentado en lo alto de un montículo, una de las esposas de Atahualpa (último jefe del Imperio Inca asesinado por Pizarro) dirige un cántico al cielo. Oculto entre sus manos pude adivinar la figura de una pequeña estatua con rasgos de hombre blanco, todo ello rodeado por una pirámide y un símbolo.

Personajes Editar

  • Pedro Alcázar - Uno de los personajes principales en Gaia, ahora regresa a América para vengar la muerte de su amada: Azaak.
  • Francisco Pizarro - Fue quien saqueó al Imperio Inca dejando destrucción y dolor.
  • Hernando Pizarro - Hermano de Francisco, fue mandado por su hermano por un oro y también se fue dejando muerte y destrucción.
  • Zara - Mujer Inca cuyo esposo fue asesinado, Pedro la encuentra sentada y con una pequeña estatua en sus manos.

Letra Editar

No te olvides de mi

ahora voy hacia un lugar

en donde no existe el miedo

donde no vive el adiós.

Me marcharé montado en la brisa del mar

yo viviré en tu memoria y dormire en tu

corazón

Letra completa.

Integrantes Editar

Mägo de OzEditar

ColaboraciónEditar

Lista de aparicionesEditar

TriviaEditar

  • La canción está en primera persona y quien canta es Pedro, se cree que la parte del coro es Azaak.
  • Regresa Pedro Alcazar desde su ultima aparición que fue en Si te vas.
  • Parece una mezcla de Gaia y la Voz dormida.
  • Dies Irae siginifica "El día de la ira".
  • Hace su debut Javi Díez como compositor en Mägo de Oz.
  • Un demo de esta canción fue enviada por Zeta para conseguir el puesto de vocalista, puedes escucharlo aquí.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar